Cinco Paulaners, por favor

IMG_20131103_125551

-¿Qué le pongo, señorita?-
-Póngame una de alitas picantes y cinco Paulaners, por favor-.
-Pero… Si ha venido sóla. ¿Se las va a beber todas a la vez?-
-Sí hace falta, sí-.

Que me llame alcohólica si quiere, pero yo si bebo es siempre con vosotras. A pesar de los 5.000 km que nos separan estáis presentes.

Entre, sorbo y sorbo, escucho a la rubia de ojos almendrados y sonrisa picarona echándome la bronca por llegar tarde -otra vez-. Yo me callo y bajo la mirada. Como un perrito tristón que sabe que ha hecho mal. Maite sonríe mientras ejerce de abogada del diablo: “No vale la pena enfadarse, Reme es así”. Y ambas concluyen que vivo en otro planeta donde los relojes no existen. Mientras el sol se esconde, Nuri se bebe la vida en tragos largos de paulaners porque nuestras conversaciones picaronas la ruborizan. Es que ella, ya era princesa incluso antes de nacer. Y Elisa está más bonita que nunca. Sus ojos brillan y verla feliz nos hace felices al resto.

Me voy achispando poco a poco. Beberme cinco cervezas de golpe es lo que tiene. Y aquí, que quede constancia que no se volverá a repetir en mucho tiempo, es cuando rebano la corteza que cubre mi corazón y os digo que os quiero. Con locura, además.

A ti Uxue. Porque eres como una bonita casa que siempre tiene sus puertas abiertas. Y en el felpudo de la entrada pone: “Cuidado, en cuanto entres te vas a enamorar”.
Porque enamoras. Quien tiene la suerte de cruzarse con tu amistad sabe que, además de auténtica, eres para siempre.

A ti Maite. Porque eres la amiga que todo el mundo desea tener. Que escucha y aconseja, que ríe y hace reír, que ejerce de trabajadora social incluso cuando nos tambaleamos por la Cocina Vasca con unas copas de más. Eres el ángel de la guarda de nuestras cinco almas.

A ti Nuri. Porque eres la princesa más fuerte que conozco. No te hace falta vivir en castillos ni poseer las joyas más caras. Eres princesa por tu sencillez, por tu bondad. Porque nunca dejas de creer en los sueños y eso hace que el resto no abandonemos los nuestros.

A ti Elisa. Porque eres una superwoman. Cuidas a tu hijo, no faltas nunca al trabajo, te desvives por tu familia y además te las arreglas para tener un hueco para tus amigas. Por no olvidar, que siempre vas tan kuki vestida que a mí me dejas sin palabras. Yo, que rara vez sé en qué día vivo, que llevo calcetines distintos por que nunca encuentro la pareja, te admiro.

Vosotras dibujáis arcoiris en ese planeta en el que vivo donde no existen los relojes.

-Y ahora si puede camarero…La cuenta, por favor-
-Aquí la tiene. ¿Ya se va?-
-Sí, los chupitos de anís los dejamos mejor para otra noche-.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un poquito de "tú" por aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: