Entre sueño y sueño

tazas

Echo de menos abandonar al tiempo en alguna gasolinera que nos pille de paso.
Perdernos por algún camino oscuro y hacer un trío con la luna. Que me enciendas con tus manos y me abrases con tus besos. Y al caer dormidos, rezar para que la rutina no nos alcance al amanecer.

Al llegar la mañana, prepararte un café, de esos que huelen a historia y oírte bostezar un “Buenos días, princesa” con esos ojos perezosos.
Deambular más tarde, por algún pueblo perdido. Como Adán y Eva, pero felices de haber pecado tanto.

Que me mires y sonrías. Que te mire y se me pare, por un instante, el corazón.

Achisparnos con unos gin tonics y contarnos, entre calada y calada, nuestros secretos más oscuros. Y cuando la noche vuelva a sorprendernos, cruzar los dedos para que las horas se tropiecen y nos concedan unos besos de más. Dormirnos, bajo el cobijo de estrellas, soñando que el mañana nunca llega.

Soñando que nunca despertamos de ese sueño.

Supongo que no quise volver nunca.
Y que una parte de mí se quedo allí.
Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Deja un poquito de "tú" por aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s