Fui la princesa más bonita

demonio

No pude mirarte a los ojos y decirte adiós. Supongo que no queda un bonito recuerdo tras esa palabra. Ni siquiera en ese último abrazo que se antoja eterno. Solo un vacío muy triste. Un hueco inmenso que seguramente me hubiera tragado entera.

Así que lo siento, pero fui incapaz de hacerlo. Preferí alejarme pensando que no hay puntos finales en la vida. Qué ilusa, ¿verdad?
Pero he decidido que me gusta más vivir en el mundo de los sueños y poder imaginar que aún sigues revoloteando a mi alrededor, desprendiendo ese olor que te hace único y sonriéndome con esos ojos, con esa boca, que me hacían sentir la princesa más bonita de todos los castillos inventados.

Porque he de reconocer, ahora que mi orgullo se ha rendido, que eres la mejor persona que he conocido. Que aunque no vayas de azul, eres el príncipe de todas las mujeres. Y que algún día, tu corazón será nombrado en el Libro Guinness de los Records, como el más enorme del mundo.

No puedo decirte adiós cuando aún quiero que te quedes. Cuando ahora que me he ido, ya te echo de menos.

Para mí siempre estarás.

 

Porque echar de menos
significa haber vivido,
y sufrir, haber amado.
Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Deja un poquito de "tú" por aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: