Archivos Mensuales: junio 2012

Amores perros

Recordaré cómo te colabas en mi cuarto a hurtadillas. Como un chiquillo travieso que quería escapar del mundo y adentrarse entre mis sábanas.
Soñaré con ese olor que revolucionaba cada una de las hormonas que transitaban por mi cuerpo.
Quedará tatuada en mis pupilas tu mirada. Y tu sonrisa, en cada uno de los besos que se escapen de mis labios.
Añoraré las mariposas que enloquecían alegres de tu paso por mi vida.
E intentaré borrar con lejía cualquier rastro de tu nombre en mi memoria. Porque así como las prendas sucias deben lavarse, también deben eliminarse viejos amores.

Pero sé que ansiaré volver a verte incluso cuando ya te haya olvidado.

Es lo que tienen los amores perros. Que prenden fuego en un cruce de miradas y nunca llegan a apagarse.

Así que sí. Por si no te queda claro, te echaré de menos.

Mamihlapinatapai
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Carpe Diem, pequeña…

Enterramos el mundo en la azotea. Con una botella de vino blanco en las manos y la ciudad a nuestros pies.
La luna brillaba desnuda. Tan coqueta ella…

Tú sonreíste y yo aparté la mirada. No quería más de esas, ya había demasiadas atragantadas en mi corazón.
Acariciaste mi mejilla y susurraste al viento: “Carpe Diem, pequeña…”.

Y yo, tan sólo pude estallar:
-No hay Carpe Diem que valga. Incluso la luna sabe que mañana volverá. Pero tú, tú juegas al escondite cada vez que me doy la vuelta. Y te excusas con frases hechas. Utopías que no se cree ni Gandhi. Y, ¿sabes qué? Que ya estoy harta.

Porque es injusto que destruyas mis fronteras con un bombardeo de sonrisas, que deje mis horas pendiendo en cada una de tus pestañas como si fueran todas tuyas. Que amplie mi paciencia hasta límites exagerados sólo por volver a ese maldito Carpe Diem del que hablas. Que corra como una chiquilla a tu encuentro y haga bailar mi vida al ritmo de tus pisadas.

Es injusto que me enamore de alquien que olvidó lo que es amar-.

Terminé el monólogo y apagué el cigarro. Me levanté sin mirarle, evitando traicionar a mis palabras, y me fui. Segundos más tarde comenzó a llover. Se ahogaron en aquella azotea todas mis ilusiones.

Adiós Carpe Diem.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Yo no estoy indignada

Se comenta por la calle que hay crisis. Sí señor, CRISIS he dicho.

Se palpa un futuro hueco construido por cerebros aún mas vacíos si cabe.
Se siente uno inseguro, siendo joven; y arruinado, siendo viejo.
Se escuchan voces indignadas y silencios derrotados.
Se ven mendigos con carrera y analfabetos con ferraris.
Se respira incomprensión, estafa, desesperación, injusticia…

Todo huele a cuento chino. A promesas rotas que, ingenuos, nos tragamos.

Así que ahora no me venga el listo de turno a decir que crisis en Chino significa “oportunidad” (ni siquiera eso es verdad). Porque yo aún no he visto ninguna de esas rondando por ahí. Y mira que las he buscado hasta debajo de las cloacas.

Estoy hablando de sueldos que no llegan a los mil euros trabajando 12 horas diarias, de gobernantes tontos con poder (porque no hay nada peor que eso), de una televisión que prefiero no mirar porque me da vergüenza ajena, de glotones egoístas que no comparten el pastel y se relamen avariciosos cada vez que le pegan un mordisco, de una justicia injusta, de genios preparados que abandonan el país por no hundirse con él, de una lista de parados que terminará apareciendo en el Guiness de los Records…

Así que yo -perdónenme la expresión los puritanos- no estoy indignada. ESTOY HASTA LOS HUEVOS.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,