Archivos Mensuales: mayo 2012

Los hombres, ¿simples?

Tengo un amigo que cuando invita a alguna chica a ver una película a su casa le pone “El diario de Noa”. No porque sea su preferida -nunca la consiguió ver entera- si no porque sabe que así es más fácil “conquistarla”.
También tengo la suerte de haber conocido a otra gran persona que alardea de su vida oculta. Y cuando le preguntas: “¿Qué hiciste? ¿Con quien estuviste?”, sella sus labios con un gesto de tipo interesante. Y con media sonrisa y un guiño de ojos contesta: “La llave al río”. Y lanza con un gesto chulesco una llave imaginaria lejos, como si detrás de esa boca se escondieran sabrosas confidencias infranqueables. (NOTA: El río también es imaginario).
Conozco a otro personaje que comenta apasionadamente que no está hecho para el compromiso. Que el amor, el matrimonio, la convivencia… Son convenciones sociales que nos hemos tragado desde parvulitos.

Y yo me río. Cuando les escucho, me desternillo por dentro.

Resulta que el amante de “El diario de Noa” tiene un corazón que no le cabe y una honestidad que le da más problemas que regalos. Un día se enamoró y consiguió terminar de verla. Lloró como una adolescente al final de la película.

Siento decepcionaros, pero un día destapé los secretos del mago de la llave. Dejémoslo en que de chulo no tiene nada. Y que sus secretos más oscuros incluyen una película de Pixar, una empachada de palomitas y a su hija de tres años disfrutando feliz.

Y sobre el escéptico del amor tan sólo decir que mantiene su postura anti-cupido. Pero en unos meses se va a vivir con su novia. Es de esos enamorados que cada vez que escuchan el nombre de su chica le brillan las pupilas. Contradictorio, ¿verdad?

Así que yo me pregunto: ¿quién dijo que los hombres son simples por naturaleza?

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Quizá haya diferentes maneras de ser valiente.
¿Sabías que los franceses tienen las mejores palomas mensajeras?
Y esa puede ser la diferencia en la guerra… Que ellas transmitan nuestros mensajes.
Las sueltan en el frente y les dicen que se vayan a casa.
Eso es todo lo que saben. Pero para llegar allá necesitan volar por encima de una guerra.
¿Te imaginas semejante cosa?
Que estás volando por encima de tantísimo dolor y terror y sabes que no puedes mirar hacia abajo.
Tienes que mirar hacia el frente o nunca llegarás a casa.
Así que yo te pregunto: ¿Qué requiere de más valor que eso?”

War Horse

Me faltan alas

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

Valores embolsados

No hay euros suficientes en este mundo -ni dólares, pesos, lempiras o cualquier otra moneda que me venga a la mente- con la que comprarte. Sería imposible pagar un precio por esa satisfacción que se siente al escuchar, aunque sea a 500 km de distancia, la voz de alguien que te entiende.

Muchas veces he oído que la familia es la que le toca a cada uno, pero que a los amigos se les elige. Yo prefiero pensar que apareciste de repente y ocupaste una silla que ni siquiera sabía que existía en el desfile de mi vida. Y no me hizo falta analizar tu sangre para saber que YA eras familia.

Porque sé que puedo elegir un vestido, unos tacones rojos o negros, una casa con terraza o el próximo coche que me compre. Pero elegirte a ti, amiga, eso no es posible. Tengo la extraña teoría de que las mejores cosas de la vida no se escogen, simplemente aparecen sin opción a rechazarlas.

Debo decirte, aunque suene a tópico manoseado, que tú no tienes precio. Tienes valor, uno tan alto que si el mismísimo Bill Gates se enterara algún día, estaría celoso por no poder tenerte.

Así que mientras los ricos malgastan su dinero, yo me embolsaré todos esos lujosos momentos que personas como tú me ponen en bandeja.

Que yo también comparto los mismos miedos,
también busco una cinta para atar el tiempo.
También arrastro conmigo una cadena de sueños…

Ismael Serrano
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,