No le des al Play. Aún no.

chica mirando al infinito

A ella le gustaban los trailers. Más bien, los amaba.
Era una de esas aficiones raras que suelen tener las personas extrañas.
Pero merecía la pena verla disfrutar.
Tenía ese momento único –intenso, alocado, especial– en el se acomodaba en el asiento, agarraba un puñado de palomitas, y sonreía feliz al ver pasar los resúmenes de los estrenos. La mayoría de las veces, patéticos.
Pero ella disfrutaba. Se dibujaban en sus mejillas unos hoyuelos simpáticos que dejaban entrever que para ella, aún quedaban pequeños milagros por encontrar.

Pero cuando las luces se apagaban y empezaba la película, la magia se esfumaba. Y sus hoyuelos, se evaporaban al ritmo de los primeros fotogramas.

Un día me lo explicó y yo asentí maravillado:
“Odio darle al “play” a las películas. ¿No te das cuenta de que todo principio tiene un final? Y yo lo único que quiero es que dure para siempre”.

Y es que ella, era un milagro en sí.

No digas que esto se ha agotado.
Que ya no hay vuelta atrás.
No quiero oirlo, porque hay finales
que nunca terminan.
Que se repiten como un bucle
de canciones tristes y apagadas.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un poquito de "tú" por aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: