Te sugiero que sonrías


Ahora que empieza el buen tiempo te sugiero que le obligues a tu sonrisa a dejar de hibernar. Sácala de paseo. Ya verás qué bien le sienta.
Quema esos trapos viejos de lana y empieza a rebuscar aquel conjunto veraniego que lucías con desparpajo.
Date una ducha fría para refrescar tus nuevos sueños y quitar ese pasado mugriento que ensucia tu corazón.
No hace falta que te seques el pelo, deja que el sol haga su trabajo. Además, siempre estás más guapa al natural.

Sal a la calle y canturrea, silba, ríe, bebe, come… Disfruta de esas terracitas lindas que hay en cualquier calle soleada.

Pide una caña, dos, tres… Y deja que el tiempo te embriague con su dulce sabor primaveral.

Sólo te pido una cosa más. Quiero que cuando vuelvas a casa, antes de cruzar el umbral, sonrías feliz y te des cuenta de que días así son los que hacen especiales la vida.

Porque tu felicidad rebota en mí. Y así, las dos somos felices.

Anuncios

Deja un poquito de "tú" por aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: